Puede que te hayas descubierto algunos puntos rojos en la piel como sangre y te estés preocupando de más. Ya que por norma general estas lesiones no están relacionadas con ninguna enfermedad o problema de salud, sino que aparecen con la edad, por el envejecimiento de la piel.

Qué son los puntos sangre en la piel

Los puntos de sangre en la piel, también llamados ‘puntos rubi’, angiomas seniles, angiomas en cereza o puntos de Campbll, son angiomas que suelen aparecer con el envejecimiento cutáneo. Por norma general, estos lunares rojos aparecen a partir de los cuarenta años. Aunque también pueden hacerlo a partir de los 20 o 30 años.

Generalmente hablamos de dilataciones de pequeños capilares. Algo similar a las varices, pero perpendiculares a la piel. Estos lunares rojos no proceden de ninguna infección, ni se contagian. Son manifestaciones que surgen en pieles sanas.

No obstante, aunque no supongan un problema de salud, para algunas personas estos lunares rojos en la cabeza o en el cuerpo pueden suponer un problema estético. De ahí que a menudo nos pregunten cómo quitar lunares de sangre.

Por qué salen lunares rojos

Los puntos de sangre en la piel tienen un componente hereditario importante. Aunque como decíamos, su aparición está más relacionada con el envejecimiento de la piel. Por lo que poco puede hacerse para prevenirlos, más allá de proteger la piel del sol con una crema con protección solar.

Ya que el sol es uno de los factores que puede fomentar la aparición de estos lunares rojos en la cara, la espalda, o cualquier otra parte del cuerpo, principalmente porque acelera el envejecimiento de la piel.

Los cambios hormonales también pueden ser una posible causa de la aparición de puntos rojos en la piel. Por ejemplo, pueden darse durante el embarazo y luego desaparecer.

Dónde aparecen los puntos rojos en la piel

Los puntos de sangre en la piel pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo. Y aunque es normal que aparezcan en la cabeza o en las piernas, son más frecuentes los puntos rojos en los brazos, , y los puntos rojos en la espalda. Ya que se dan con más tendencia en el tronco y en las extremidades superiores.

Estos lunares suelen ser de pequeño tamaño (uno o dos milímetros) pero hay algunos más grandes, de incluso de hasta siete o más milímetros.

Cómo quitar lunares rojos

Si te preguntabas si estos puntos rojos pueden quitarse, la respuesta es ‘sí’. Los láseres vasculares permiten quitar lunares rojos, varios en cada sesión. Además, este tratamiento garantiza que no queden marcas ni cicatrices en la piel después de su aplicación.

Al tratarse de una técnica no invasiva, será posible incorporarse al trabajo el mismo día que se realiza el tratamiento.

Conclusión

Para retrasar la aparición de los lunares de sangre, el mejor remedio es cuidar la piel, llevando una dieta sana y equilibrada, además de utilizar cremas para retrasar el envejecimiento de la piel y mantenerla más joven e hidratada.

Tampoco olvides mantener la piel limpia a diario. Esto es clave para mantenerla sana y evitar un envejecimiento prematuro. Para conseguirlo te recomendamos el bálsamo limpiador de Moringa que puedes encontrar en nuestra tienda online de productos para el cuidado de la piel.

El Moringa Cleasing Balm de Emma Hardie ,junto con su toallita de muselina y microfibras elimina todas las impurezas y maquillaje de rostro y ojos, de forma suave y sedosa para equilibrar, refinar y dar un impulso a diario a la piel opaca, devolviéndole su lozanía. El paño de limpieza de Emma Hardie es una toallita de micro fibras únicas especialmente diseñada para ofrecer una limpieza profunda de la piel pero ultra suave. Con un lado de muselina abrasivo para una suave exfoliación de las zonas secas, gruesas, y congestionadas, y otro lado de suaves microfibras para pulir y dejar una piel perfecta. Nos gusta porque, a diferencia de otros bálsamos limpiadores de este tipo, Emma Hardie no usa como base parafinas derivadas del petróleo, sino aceites y extractos botánicos.

Abrir chat