Cavitación en Granada

Reducir la grasa localizada sin necesidad de cirugía es posible gracias a la cavitación, un tratamiento estético que la disuelve con ultrasonidos. Gracias a este procedimiento indoloro podrás eliminar la celulitis, la piel de naranja y la de colchón en unas pocas sesiones así como mejorar el tono y la elasticidad de los tejidos.

¿Qué es la cavitación?

La cavitación es una técnica no quirúrgica para eliminar la grasa localizada gracias al uso de ultrasonidos de baja frecuencia. Estos ultrasonidos, aplicados a la zona donde se concentra la grasa, disuelven las células adiposas desde el interior para eliminarlas después de forma natural.

La cavitación se aplica para reducir la celulitis, ya que son células grasas las que forman parte de los bultos del tejido responsables de la forma de la piel de naranja. Este tratamiento devuelve a la piel su aspecto normal y además mejora la circulación, regula el tránsito intestinal, favorece la eliminación de toxinas y aumenta el tono y la elasticidad de los tejidos.

Se puede aplicar en:

  • La zona abdominal
  • Las caderas
  • Los glúteos
  • Las piernas
  • La espalda
  • Incluso la papada

Cómo funciona la cavitación

En la sesión de cavitación se cubre la zona a tratar con un gel para pasar por ella un aparato que emite los ultrasonidos. Al entrar en contacto con la piel, el cabezal libera ondas de baja frecuencia produciendo burbujas que penetran en las células grasas y las rompen sin interferir en el sistema sanguíneo.

Los efectos de este procedimiento no son inmediatos y tardan unos días en ser visibles, ya que la cavitación realmente comienza una vez terminada la sesión. Al romper las células, la grasa se va disipando y convirtiéndose en una sustancia líquida que posteriormente se elimina a través del sistema linfático o la orina.

En ocasiones esta técnica se acompaña de otras (drenaje, masaje…) para hacer más fácil la eliminación de las células grasas destruidas y evitar que el cuerpo las vuelva a absorber.

La cavitación en Granada no supone ningún riesgo para el paciente porque no es invasiva ni requiere anestesia. No causa dolor, por lo que también es conocida como liposucción sin cirugía. Al terminar la sesión se puede continuar con la vida cotidiana ya que apenas tiene efectos secundarios, aunque pueden aparecer leves hematomas.

El número de sesiones necesarias para conseguir los resultados deseados dependerá del volumen de grasa acumulada en la zona a tratar. Aunque los efectos son bastante visibles a partir de la quinta sesión, es importante que aquellos que se sometan al tratamiento lo acompañen con una adecuada alimentación baja en grasas.

A quién se dirige el tratamiento

La cavitación es apta tanto para hombres como para mujeres, y es especialmente eficaz para personas que acumulan grasa en zonas concretas y sufren problemas de celulitis y flacidez. No obstante, no es el tratamiento más adecuado para personas con sobrepeso severo, que deben optar por un tratamiento personalizado de dieta y ejercicio. No es un modo de perder peso, sino una ayuda complementaria a la dieta equilibrada y al ejercicio para reducir la grasa localizada.

Tampoco podrán someterse a él mujeres embarazadas o en periodo de lactancia y pacientes con insuficiencias renales y hepáticas entre otros. Por ello es importante que, antes de someterse a ella, se analice el caso específico de cada paciente.

El coste del tratamiento depende de las zonas a tratar y el número de sesiones necesarias. Para conocer el precio de la cavitación en nuestro centro en Granada póngase en contacto con nosotros y le daremos todos los detalles una vez estudiado su caso. En Alice Beauty Concept estaremos encantados de atenderle.

Pedir Información

Política de Privacidad