Hifu en Granada

El HIFU es una técnica de medicina estética que pone fin a la grasa localizada y a la flacidez provocada por la edad sin necesidad de cirugía. Mediante la aplicación de un haz de energía ultrasónica, se destruye el tejido graso a nivel subcutáneo y se favorece la fabricación del colágeno necesario para mantener tensa la piel. Disfruta de un cuerpo remodelado y de una piel más tersa en cuestión de horas.

Qué es el tratamiento HIFU

HIFU son las siglas en inglés de “ultrasonido focalizado de alta intensidad”, una técnica estética que permite remodelar el tejido de la piel mediante ablación térmica. Esta remodelación se consigue gracias a un haz de ultrasonido que se transforma en energía en forma de calor a diferentes niveles de la piel.

Los aparatos de HIFU permiten concentrar toda su energía ultrasónica mediante un efecto lupa sin afectar a los tejidos más superficiales de la epidermis. Los ultrasonidos focalizados actúan directamente sobre las capas profundas de la piel y aumentan la temperatura de la zona tratada a unos 65 o 75 grados. Esta concentración a unos 4.5 milímetros de la epidermis consigue miles de puntos de coagulación muy precisos a diferentes profundidades.

El efecto termomecánico producido por las ondas HIFU se encarga de destruir el tejido graso a nivel subcutáneo. Este tratamiento consigue que la grasa se deshaga y de esta manera pueda ser eliminada de forma natural a través del organismo.

Aunque el nivel de dolor depende de cada persona, en general es un tratamiento algo molesto por el aumento de temperatura pero no doloroso. Al tratarse de una técnica no invasiva, ni requiere cirugía ni afecta a los tejidos colindantes de la zona en la que se aplica.

Como realizamos el tratamiento

Para realizar el tratamiento lo primero que hacemos es masajear la zona seleccionada y aplicar un gel que facilita que las ondas penetren en la piel. A continuación se seleccionan el tiempo y la temperatura en el aparato adecuado para cada caso, momento a partir del cual se comienza a aplicar el ultrasonido de forma directa sobre el área elegida.

Mediante movimientos ascendentes se consigue la remodelación y tonificación a través del calor corporal y la combustión de grasas. La sesión finaliza con un masaje en la zona tratada y la aplicación de una crema liporeductora.

La duración del tratamiento depende de la zona, pero oscila entre los 45 y los 60 minutos. Una vez finalizada la sesión el paciente puede regresar a su vida cotidiana, ya que el tratamiento no requiere de ningún periodo de recuperación. La zona tratada puede enrojecerse o hincharse levemente, pero el efecto desaparece a las pocas horas.

Tipos de HIFU

El HIFU se puede aplicar por diferentes zonas del cuerpo, incluido el rostro.

HIFU corporal

El HIFU corporal elimina la grasa localizada de manera más fácil y rápida, dejando una piel mucho más tersa, firme y tonificada. Además remodela el cuerpo y elimina la celulitis. El haz ultrasónico se puede aplicar en los brazos, el abdomen superior e inferior, el interior de los muslos y los flancos.

Para llevar a cabo el tratamiento de HIFU en Granada es necesario un primer diagnóstico personalizado, en el que los profesionales de Alice Beauty Concept analizarán las necesidades de cada paciente. Si está interesado y tiene alguna duda, no dude en ponerse en contacto con nosotros. Le atenderemos encantados.

HIFU facialHIFU facial

El HIFU facial ayuda a rejuvenecer el rostro, la flacidez y el descolgamiento lógico de la edad. Las ondas ultrasónicas causan un aumento de la temperatura corporal que da lugar a la retracción y reestructuración de las moléculas de colágeno y elastina. De esta manera, el HIFU consigue que el cuerpo produzca nuevo colágeno, provocando un efecto tensor de la piel y disminuyendo los signos de la edad. Habitualmente se aplica en la zona de la papada, el mentón, la frente y los ojos.

Problemas que solucionan

El HIFU se utiliza principalmente para tensar la piel y reducir la grasa localizada, las arrugas y las líneas de expresión. Su aplicación permite:

  • Eliminar adipocitos y cúmulos de grasa, dando lugar a la remodelación corporal.
  • Reducir o eliminar la flacidez de forma natural, ya sea en el cuerpo o en el rostro.
  • Mejorar el descolgamiento producido por la pérdida de elasticidad del colágeno a causa de la edad.

Cuándo se pueden observar sus resultados

Habitualmente se necesitan dos o tres sesiones para conseguir el efecto deseado. Aunque los resultados definitivos no se apreciarán hasta pasados dos o tres meses, es posible ver la contracción inmediata de los tejidos desde la primera aplicación.

Pedir Información

Política de Privacidad