Hidratación Facial en Granada

La hidratación de la piel es un factor muy importante a tener en cuenta a la hora de mantener un rostro joven, suave y luminoso. La capa superficial de nuestra piel tiene entre un 10 y un 20% de agua que ayuda a conservar la elasticidad. Si el porcentaje de agua disminuye y se sitúa por debajo del 10% la piel se vuelve áspera y seca. Por eso es esencial una adecuada hidratación facial, para la que en ocasiones no basta con una buena alimentación, sino que es necesaria una ayuda externa.

Cómo realizamos el tratamiento de la hidratación en la cara

Seguir unos hábitos alimenticios saludables y beber mucha agua es imprescindible para una adecuada hidratación de la piel, pero a veces también es necesario acudir a tratamientos externos. Para ello, además de utilizar diferentes productos para la piel, se puede recurrir a tratamientos de hidratación facial realizados por expertos en estética.

En nuestras cabinas seguimos varios pasos para realizar el tratamiento de hidratación facial. En primer lugar procedemos a exfoliar y limpiar la piel del rostro para eliminar las impurezas. Posteriormente se aplican los activos necesarios para la rehidratación de la piel, que ayudan a una mejor oxigenación de la misma, y aplicamos una mascarilla para calmar la piel. Como paso final, se aplica una crema extrahidratante y un protector solar.

Beneficios de la hidratación facial

  • Permite la oxigenación de la piel.
  • Aporta luminosidad.
  • Muestra la piel más suave y tersa.
  • Evita la aparición de líneas de expresión.
  • Retrasa la aparición de arrugas.
  • Hace que los productos cosméticos tengan mayor efectividad.
  • Ayuda a disminuir la apariencia de cansancio.
  • Hace que disminuyan los puntos negros gracias a la uniformidad que la piel tiene con la hidratación.

Por el contrario, si la piel no está bien hidratada se producirá una pérdida de elasticidad y la aparición de arrugas, descamación y grietas. La piel seca mostrará un aspecto más tirante, apagado y frágil.

Microneedle para hidratar la piel

Para ayudar a la rehidratación facial, en Alice Beauty Concept utilizamos además la técnica de microneedle o Dermapen. Este tratamiento consiste en rodar sobre la piel del rostro un cabezal con múltiples microagujas que penetran de forma rápida en la piel, introduciendo principios activos en ella como vitaminas o Ácido Hialurónico y abriendo diminutos canales.

Al realizar este daño controlado a la piel, el organismo se pone en marcha para reparar estas microheridas, lo que activa la producción de colágeno y elastina de forma natural y segura para el paciente. De esta manera, se reafirma el tejido y se consigue una piel más joven, sana y luminosa.

Para el uso de estas técnicas es necesario un diagnóstico previo por lo que, si está interesado, no dude en ponerse en contacto con nosotros. Le atenderemos y resolveremos encantados todas sus dudas.

Pedir Información

Política de Privacidad