Radiofrecuencia Facial en Granada

La radiofrecuencia facial en Granada es una procedimiento estético que actúa como un “lifting” pero sin necesidad de someterse a intervenciones quirúrgicas. Es una de las técnicas más innovadoras hasta el momento por su forma de aplicación y eficacia, ya que permite al paciente retornar a su vida cotidiana al terminar la sesión. Gracias a este tratamiento podrás disfrutar de una piel más joven y tersa de forma totalmente indolora.

En qué consiste la radiofrecuencia facial

La radiofrecuencia facial es un tratamiento estético no invasivo que funciona mediante el calentamiento por fricción en determinadas zonas. A través de una onda eléctrica de microimpulsos, provoca la elevación de la temperatura de las diferentes capas de la piel de forma profunda y controlada.

La radiofrecuencia genera calor en la zona tratada, actuando sobre los tejidos y produciendo una contracción de las fibras. La aplicación de calor hace creer al cuerpo que existe una agresión en el área tratada, y provoca que éste reaccione enviando los elementos regeneradores a la zona. De esta manera, se estimula la producción de colágeno y elastina, haciendo rejuvenecer los tejidos de forma natural. Tras la aplicación de la radiofrecuencia la piel del rostro lucirá un aspecto más joven, radiante, saludable y terso.

Beneficios de la radiofrecuencia facial

Los beneficios de la radiofrecuencia son múltiples, aunque algunos de ellos dependen de en qué zona del rostro se aplique el tratamiento.

De forma general:

  • Mejora la elasticidad de la piel.
  • Aumenta la producción de colágeno.
  • Corrige la flacidez y consigue un efecto tensor de la piel.
  • Mejora la definición del óvalo facial.
  • Aporta frescura y un aspecto terso al rostro.
  • Da luminosidad.
  • Reduce la grasa eliminando la aparición de granos de acné.
  • Reduce la apariencia de las arrugas de expresión.
  • Ayuda al efecto “lifting” inmediato.
  • Elimina o reduce las bolsas y ojeras y ayuda a levantar la mirada.
  • Disminuye el tamaño de la papada.
  • Tensa la piel de la frente y levanta las cejas.

Al tratarse de una técnica no invasiva, los efectos secundarios del tratamiento con radiofrecuencia son prácticamente nulos o inexistentes. En algunos casos, sobre todo en personas que tengan la piel más sensible de lo normal, puede provocar cierta rojez que desaparecerá en poco tiempo.

Cómo realizamos el tratamiento en nuestra clínica de Granada

En Alice Beauty Concept ofrecemos el tratamiento de radiofrecuencia facial en Granada, con una atención personalizada a nuestros clientes y siguiendo los pasos necesarios para maximizar los resultados de este procedimiento.

Para iniciar el tratamiento de radiofrecuencia lo primero es realizar una limpieza de cutis para retirar cualquier resto de maquillaje, cosméticos o suciedad que se haya podido acumular en el rostro. A continuación, se delimita la zona en la que se va a trabajar y se cubre con un gel conductor de las ondas electromagnéticas.

En tercer lugar se coloca el dispositivo de radiofrecuencia sobre la piel y, una vez alcanzada la temperatura adecuada, se procede a deslizarlo lentamente por las zonas marcadas al inicio. Este proceso puede ocasionar un ligero picor o molestia pero no sensación de dolor. Una vez finalizada la sesión, el paciente puede regresar a casa y continuar con sus actividades cotidianas.

Número de sesiones necesarias

Para obtener los resultados deseados, será necesario realizar más de una sesión. El número de ellas dependerá de la piel, edad y zona a tratar; aunque el número habitual suele estar entre cinco y diez. Además se aconseja realizar sesiones de mantenimiento para que los resultados permanezcan durante más tiempo.

El precio del tratamiento de radiofrecuencia dependerá del número de sesiones que sean necesarias para conseguir los efectos deseados, así como de las características de cada paciente. Para conocer el coste de su tratamiento, póngase en contacto con nosotros. En Alice Beauty Concept le atenderemos encantados

Pedir Información

Política de Privacidad