/** *No indexar la paginacion*/ 4 consejos para ponerse moreno rápido y sin dañar la piel - AliceBeauty

Ponerse moreno en verano es uno de los grandes objetivos de muchas personas durante las vacaciones estivales. Pero, ¿a qué precio? Está claro que a todos nos gusta que el tono de nuestra piel combine a la perfección con todas las prendas de verano. Y que todos contemplen ese moreno dorado que tanto nos ha costado conseguir y que tan bien nos sienta. Sin embargo, desde Alice Beauty Concept queremos recordaros lo importante que es proteger la piel de forma adecuada antes de exponerse al sol. ¿Cómo conseguirlo? Os damos cinco consejos claves.

1 Exfoliación y otros tratamientos previos para ponerse moreno sin dañar la piel

El sol favorece la síntesis de vitamina D. Lo que ayuda a fortalecer los huesos y el bienestar psicológico. No obstante, cuando nos exponemos de forma directa a él durante un tiempo prolongado, la piel se ve agredida y reacciona con mecanismos de defensa. Entre ellos el moreno.

Después del invierno y de haber tenido tantos meses nuestra piel cubierta, es importante prepararla de forma adecuada antes de exponerla al sol y ponerse moreno sin poner en peligro la salud de nuestra piel. Para conseguirlo, en Alice Beauty Concept contamos con un tratamiento detox corporal. Este elimina células muertas de nuestra piel para una regeneración y oxigenación de la misma. Además, para darle la bienvenida al verano, durante el mes de junio tenemos una promoción especial, por lo que su precio queda rebajado a 30€.

Se trata de un tratamiento ideal para todas aquellas personas que quieran exfoliar, hidratar y preparar su piel para adquirir un bronceado más bonito, en menos tiempo y protegiendo la piel.

Contacta con nosotros para solicitar más información sobre nuestro tratamiento detox en Granada.

Los peelings ayudan a ponerse moreno rápido y conseguir un bronceado más uniforme y sin manchas. No olvides que la piel mejor hidratada y exfoliada lucirá más luminosa.

2 Usar crema de protección solar antes de tomar el sol

A diferencia de lo que se pueda creer, una de las claves para conseguir un buen moreno de piel en verano de forma saludable es utilizar siempre crema de protección solar antes de exponernos de forma directa al sol. El uso adecuado de fotoprotector no sólo protege la piel, sino que favorece que el moreno sea más uniforme, dorado y dure más. Esto se debe a que la síntesis de melanina se irá produciendo de forma gradual, evitando el eritema que hace que la piel se vea enrojecida.

Proteger la piel antes de exponerla al sol no es un asunto que deba tomarse a broma. Ya que las consecuencias de no hacerlo pueden ser devastadoras; tanto a largo, como a corto plazo.

En una primera exposición continua al sol la piel está más sensible, por lo que nunca se deberá utilizar crema con un factor inferior a 15. Lo ideal es utilizar siempre un factor de protección alto, de entre 30 y 50+. Además, conforme más blanca y pecosa sea la piel, mayor será el riesgo de sufrir quemaduras graves.

La crema se deberá aplicar una hora antes de la exposición al sol. Sin olvidar partes vulnerables como los empeines de los pies, el cuello o las orejas.

3 Error, el quemado no se convierte en moreno

En verano, y más concretamente en la playa, es común oír eso de que “si uso crema de protección solar no me pondré morena”. O el también error de pensar que “el quemado luego se convertirá en moreno”.

Como ya hemos comentado, los fotoprotectores aseguran un moreno de mayor calidad sin dañar la piel. Pero también hay que aclarar que una piel quemada por el sol no se va a broncear. Esto se debe a que el bronceado es una respuesta de defensa de la piel a la agresión del sol. Este mecanismo activa la formación de melanina de forma gradual. En cambio, si la exposición que hacemos al sol es extensa y sin protección, la piel no tendrá tiempo de sintetizar esta melanina y no se pondrá morena. En cambio, estaremos favoreciendo en envejecimiento prematuro de la piel, la destrucción de la dermis y la aparición de manchas y alergias.

Además, proteger y cuidar la piel del sol desde pequeños es clave para reducir las probabilidades de sufrir cáncer de piel.

4 Beber mucha agua e hidratarse para ponerse moreno rápido

La hidratación de la piel también se hace consigue cuidándonos por dentro. De ahí que en verano la hidratación y la alimentación sean tan importantes. Si buscas ponerte moreno rápido y de forma saludable, no olvides beber al menos un litro y medio de agua todos los días para evitar la deshidratación activar la depuración del organismo. Por otro lado, los alimentos con vitamina C y precursores de la vitamina A también nos ayudarán a proteger la piel y conseguir un bronceado rápido. Destacamos frutas como las fresas, los kiwis y las naranjas. Y verduras como las zanahorias, las espinacas y los pimientos.