Radiofrecuencia Corporal en Granada

Tratar la celulitis y reducir la flacidez de algunas zonas de nuestro cuerpo de forma no invasiva ni dolorosa es posible gracias a la radiofrecuencia. A través de la aplicación de ondas electromagnéticas de alta frecuencia sobre la piel se activa la formación de nuevo colágeno y se favorece el drenaje linfático. Disfrutarás de una piel más tersa y elástica y un cuerpo redefinido en pocas sesiones.

¿Qué es la radiofrecuencia corporal?

La radiofrecuencia es una técnica de medicina estética no invasiva ni indolora que aplica ondas electromagnéticas de alta frecuencia sobre la piel. Un aparato específico genera un campo eléctrico que va cambiando de positivo a negativo y, de esta manera, aumenta de forma controlada la temperatura de la piel a unos 40 grados. A partir del control de la frecuencia de energía, se pueden llegar a calentar diferentes capas de la dermis logrando resultados específicos.

La radiofrecuencia se puede aplicar en zonas concretas del cuerpo con exceso de grasa o flácidas para reducir su volumen o reafirmarlas. Estas pueden ser:

  • Los glúteos.
  • Las piernas (especialmente la cara interna de los muslos).
  • El abdomen.
  • El torso.
  • Los brazos.
  • La papada y el cuello.

Efectos de la radiofrecuencia corporal

El efecto inmediato de la aplicación de la radiofrecuencia es la retracción del colágeno y, tras sucesivas sesiones, la reestructuración del colágeno profundo y la sustitución de fibras ya envejecidas por otras nuevas. Así se proporciona una mayor elasticidad a los tejidos y se consigue una piel más tersa y, consecuentemente, se reduce la flacidez. La radiofrecuencia corporal consigue los siguientes resultados:

  • Define la figura y la reafirma.
  • Reduce las estrías.
  • Favorece el drenaje linfático, ayudando a eliminar los líquidos y toxinas que causan la celulitis.
  • Activa la formación de nuevo colágeno que mejora la elasticidad de la piel.
  • Favorece la circulación de la piel y del tejido subcutáneo.
  • Ayuda a la migración de los fibroblastos.

Estos efectos comienzan a aparecer normalmente un mes después del inicio del tratamiento, y se prolongan durante varios meses. El número de sesiones necesarias dependerá del paciente y de la zona a tratar, así como del tipo de radiofrecuencia (bipolar, tripolar, sin contacto…), pero oscila entre 8 y 10. Como efecto secundario de la sesión puede aparecer un leve enrojecimiento o inflamación de la zona que desaparecerá a los pocos días.

Radiofrecuencia para celulitis

En las capas de la piel se encuentran las células grasas, dentro de las cuales circulan sustancias nutritivas capaces de proteger la piel y eliminar toxinas. Sin embargo, cuando aumenta la cantidad de células grasas, los líquidos que éstas contienen no se pueden drenar correctamente, lo que afecta a la circulación sanguínea y compromete la depuración de las toxinas.

Como consecuencia de todo ello se forman cúmulos de grasa localizada que forman la piel de naranja.

La radiofrecuencia corporal, al favorecer el drenaje linfático, disminuye los líquidos y toxinas que se encuentran en las células grasas del tejido afectado por la celulitis. Además, el calentamiento de la piel y el tejido graso subcutáneo aumenta la circulación de la zona, lo que permite mejorar el metabolismo. Por último, al provocar la formación de nuevo colágeno, permite que el tejido adquiera firmeza y uniformidad y disminuya su flacidez.

De esta manera, mejora el aspecto de la piel de naranja y se produce una reducción del volumen del área tratada.

Radiofrecuencia para estrías

Las estrías se forman cuando hay subidas o bajadas repentinas de peso, momento en el que la piel se estira, se rompen los tejidos y pierden elasticidad. La radiofrecuencia, al generar el colágeno y la elastina que la piel ha perdido, permitirá reparar el daño que hay en ella.

Esta recuperación de la fibra rota tarda algunas semanas en producirse, pero las estrías menos profundas acabarán desapareciendo gracias a la unión de las fibras del colágeno.

Las estrías blancas, que son antiguas o cicatrizas, son más difíciles de eliminar con tratamientos no invasivos, pero la radiofrecuencia permitirá reducirlas en un grado considerable aunque sean necesarias más sesiones.

El precio del tratamiento de radiofrecuencia depende de las zonas a tratar y del número de sesiones necesarias. Si quiere conocer todos los detalles sobre esta técnica y su coste, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

En Alice Beauty Concept analizaremos su caso y le informaremos de si puede someterse al tratamiento, ya que no está indicado para embarazadas ni personas que padecen ciertas enfermedades. Estaremos encantados de atenderle.

Pedir Información

Política de Privacidad