Vela Shape III en Granada

En nuestro afán por ofrecer a nuestros pacientes la última tecnología y los mejores tratamientos de medicina estética en Granada, en Alice Beauty Concept hemos incorporado la herramienta de última generación Vela Shape III. Una tecnología que ofrece un nuevo tratamiento no invasivo y eficaz para eliminar la grasa localizada.

¿Para qué se utiliza?

Vela Shappe III llega al mundo de la medicina estética para ofrecer la tecnología más eficaz para combatir la flacidez, la celulitis y la grasa localizada. Por lo que ahora más que nunca es posible disfrutar de un cuerpo más tonificado y contorneado sin la necesidad de recurrir a una cirugía; ni tener que esperar un tiempo para recuperarse.

Esta nueva herramienta disponible ya en nuestro centro de belleza en Granada es la solución ideal e indolora para tratar las zonas más complicadas y problemáticas que causan inconformidad y problemas de autoestima a mujeres y hombres.

¿Qué resultados conseguimos con Vela Shape III?

Una de las ventajas más destacadas de Vela Shape III es que ofrece resultados más eficaces y rápidos que los que pueden conseguirse con otros tratamientos. Con este dispositivo pueden conseguirse los mismos resultados en una sola sesión, que con otros se conseguía en cuatro. Además, los resultados son visibles tras pocas sesiones de tratamiento. Según resultados clínicos, Vela Shape III ha conseguido hasta reducir 1,5 cm en los muslos en una sola sesión.

Por otra parte, otra de las grandes ventajas de Vela Shape III es que es igualmente útil en todo tipo de pieles. Siendo especialmente eficaz para reducir la grasa localizada en zonas como el abdomen, los brazos, las caderas, las nalgas y los muslos.

Vela Shape III es la evolución del Velashape II que cuenta con casi el doble de potencia de radiofrecuencia que su antecesora y hasta diez veces más que el antiguo VelasMooth.Por lo que nos encontramos ante un tratamiento único que permite unos resultados espectaculares con un número menor de sesiones y con sesiones más separadas en el tiempo.

El secreto de esta tecnología se esconde en la combinación de su luz infrarroja, radiofrecuencia y vacumterapia. Incluso esta última podría regularse o no utilizarse en caso de que sea contraproducente.

La radiofrecuencia estimula la producción de colágeno en la zona tratada y mejora la textura de la piel; el láser infrarrojo calienta las capas más profundas de la piel, estimulando así las fibras de colágeno, y a su vez ayuda en la reducción de la grasa localizada; y la vacumterapia favorece la circulación sanguínea y el drenaje linfático, lo que ayuda a la eliminación de toxinas liberadas tras la ruptura de las células adiposas como consecuencia del tratamiento.

Pedir Información

Política de Privacidad